Entrevista Carlos del Villar, co-socio y fundador de Safara

¿Cuándo surge la empresa Safara? Por qué estuvo motivada

Somos dos socios que la fundamos en Marbella en 2010. Actualmente operamos a nivel nacional y tenemos otra sede en Madrid. Son un tipo de carpas que aquí no había. Todo surgió cuando vivía en Sudáfrica, concretamente en Ciudad del Cabo, que es donde se encuentra la fabrica. Me tuve que venir a Marbella por temas familiares y decidí montar la empresa. Empezamos poco a poco, usando Marbella como base de operaciones y nos fuimos extendiendo y ofreciendo nuestros productos a diferentes ciudades de España como Cáceres e Ibiza. Aquí tenemos la base y donde hemos ido desarrollando todos los proyectos

¿Qué ofrece Safara y qué es lo que la diferencia de las demás empresas?

Realmente lo que diferencia a Safara con otras empresas es que nosotros ofrecemos carpas tensadas. Ponemos en alquiler carpas para diferentes acontecimientos, como bodas o eventos. Después tenemos la venta de dichas carpas y después realizamos proyectos a medida, por ejemplo, para casas, restaurantes como es el caso de Trocadero, que de ahí surge la relación con el Marbella Rugby

¿Qué relación tiene usted con el rugby? ¿Qué opina de este deporte?

Yo nunca he jugado, pero mi abuelo jugaba y un gran amigo de mi padre también. Además, en Ciudad del Cabo es el deporte rey por lo que si que he ido a ver algún que otro partido.

¿De donde surge la conexión o idea de colaborar con el Marbella Rugby?

La idea de colaborar con el Marbella surgió hace mas o menos cinco años, cuando Pepe Arjona, actual responsable del área de Marketing, me comentó la idea de una zona para el tercer tiempo. Me lo explicó y me gustó la idea. Además, me gusta colaborar con gente que tiene ganas, y que tiene una idea de colaboración y de equipo y fue lo que hicimos. Asimismo, que mejor manera
de promocionarnos que enseñar y acercar nuestro producto que poniendo una carpa en el club.

Marbella comenzó hace varios años un proyecto muy esperanzador, situar Marbella en el mapa de rugby nacional tanto con su primer equipo como con la labor que realizan en la escuela y academia. ¿Cómo patrocinador que opinión le merece este proyecto?

Con este proyecto se agranda el nombre de la ciudad y sobre todo para los que vivimos aquí ya que repercute de manera favorable. Al respecto del tema deportivo es muy importante para los niños, ya que adoptan una cultura deportiva y para el club es importante y bonito que adquieran una base de equipo, como es lo que tienen actualmente

¿Qué crees que tienen en común su empresa y el club?

Profesionalidad. Los profesionales y la colaboración son siempre buenas. El trabajo en equipo es muy importante para nosotros igual que lo es para el club. Nosotros tenemos un equipo de trabajadores que tienen que estar muy bien coordinados porque las carpas tienen que estar bien montadas y aseguradas ya que van a ser usadas por muchas personas. Nosotros nos dedicamos
plenamente a esto, somos profesionales y tenemos que contar con un equipo muy bueno para poder abarcarlo todo. Ellos tienen que estar por toda España montando y desmontando, por lo que tenemos mucha confianza en ellos.

Actualmente el mundo entero está atravesando tiempos difíciles debido al Covid-19 . Desde Safara, ¿cómo os estáis adaptando a la nueva normalidad?.

Se ha parado todo de forma radical, los eventos deportivos, las bodas, los conciertos, todo ello se ha parado. Por ejemplo, las bodas que era una de nuestras áreas pues se han estancado. Esto nos ha hecho daño, pero ahora estamos haciendo campañas y recuperando lo que es la venta, para alguien que tiene una finca, un restaurante un o beach club para poner una carpa más grande por el tema del distanciamiento social. También hemos estado desarrollando proyectos para el año que vienen, dándole forma y cerrando algunas cosas. Puede que alguien nos alquile alguna de cara al verano por el tema de “tengo un jardín y lo quiero aprovechar”. A raíz de esta situación se ha creado a nivel nacional una asociación de profesionales de bodas (APBE). Las bodas no es nuestro publico exclusivo pero si que es una parte importante de él. Esa asociación no estaba, y debido al Covid se ha creado. De ella forman parte la gente más relevante de este mundo a nivel nacional, ya que las bodas engloban muchas áreas: alquiler de fincas, iluminación, inmobiliario, floristerías, carpas…Hay mucha gente que trabaja al rededor de ese sector. Entonces se ha hecho esta asociación y la verdad que es una forma distinta de adaptarse a esta nueva normalidad y prepararnos para lo que venga más adelante. El objetivo, además, es tener peso para hablar con organismos públicos en un futuro. Con respecto a la situación actual, el distanciamiento social va a seguir y yo creo que mucha gente no tiene muchas ganas de juntarse con muchas personas ya que hay que reeducarse y aprender muchas cosas nuevas. Imagínate, una boda con todos los invitados con mascarillas, es una situación complicada que no todo el mundo quiere experimentar.

Muchas empresas líderes en diversos ámbitos han usado sus materias primas para fabricar Epis y Macarillas, ¿Safara ha seguido el mismo ejemplo?

La fábrica está situada en Ciudad del Cabo. Los empleados de la fabrica comenzaron a realizarla para ellos y para sus familiares porque nosotros tenemos una tela que posee triple capa. Poco a poco se ha ido difundiendo la noticia de que se estaban fabricando mascarillas y comenzaron a llegar diversos pedidos procedentes de diversas ciudades del país por lo que la fabrica no ha cerrado en ningún momento. Las mascarillas están muy bien y han pasado los controles, y tienen mucha demanda porque es un país grande y hay muchas necesidades. Gracias a esto la fabrica sigue abierta y los empelados pueden continuar trabajando ya que no tienen la misma suerte que aquípara cobrar el desempleo.

Deja un comentario