Razones por las que el rugby es positivo

El rugby es un deporte que ha conseguido mucha popularidad en los últimos años. Supone una actividad intensa que requiere de mucho entrenamiento. A cambio, podremos aprender los valores del rugby y aprovecharnos de todos sus beneficios.

Sin más dilación, vamos a analizar algunas de sus ventajas.

Aprende de Ruby y descubre por qué es tan positivo

Una buena manera de mantenerte en forma

Al ser un ejercicio tan intenso, el rugby te permite estar en forma y perder esos kilos de más. Al mismo tiempo, con todos los movimientos que hay que hacer en este deporte (esquivando a tus adversarios o haciendo diferentes lanzamientos de pelota), seremos capaces de mantener en perfecto estado nuestro sistema cardiovascular.

Disciplina

Los valores y el rugby van de la mano. Es un deporte en el que la disciplina es muy importante: no solo será crucial tener el control de la situación, sino que también lo es respetar a los demás.

Una vez que se conozcan las reglas básicas del rugby, el jugador empezará a desarrollar habilidades de disciplina y autocontrol. No solo le resultarán muy valiosas para practicar este deporte, sino también para la vida.

Incremento de la fuerza

Se recomienda el rugby para todas aquellas personas que quieran incrementar la fuerza de la parte superior de su cuerpo. Esto es debido a que el jugador necesitará unos brazos fuertes para poder contrarrestar los ataques de sus contrincantes y hacer lanzamientos de balón lejanos y certeros.

Y cómo se está en movimiento en todo momento, también contribuye a ejercitar los músculos de las piernas.

Un buen remedio para combatir el estrés

Además, aprender del rugby también es un buen remedio para derrochar adrenalina y acabar con el estrés acumulado. Al mismo tiempo, eleva la autoestima del jugador, y le hace sentirse más feliz (esto es debido a que, mientras se hace deporte, se liberan las endorfinas que tan bien nos hacen sentir).

Aquí tienes 4  razones que tienes para empezar a jugar el rugby, pero te aseguramos que hay todavía muchas más.

Deja un comentario